Minnesota Yoruba Cuba Association

Providing access to the religious and cultural practices of Osha-Ifa.

Rescission of Cuba as a State Sponsor of Terrorism/Rescision de Cuba como un Estado Patrocinador del Terrorismo May 29, 2015

Filed under: Mantengase Informado! — dcid28 @ 7:08 PM

Rescission of Cuba as a State Sponsor of Terrorism.

Press Statement

Jeff Rathke
Director, Office of Press Relations

 Washington, DC

In December 2014, the President instructed the Secretary of State to immediately launch a review of Cuba’s designation as a State Sponsor of Terrorism, and provide a report to him within six months regarding Cuba’s support for international terrorism. On April 8, 2015, the Secretary of State completed that review and recommended to the President that Cuba no longer be designated as a State Sponsor of Terrorism.

Accordingly, on April 14, the President submitted to Congress the statutorily required report indicating the Administration’s intent to rescind Cuba’s State Sponsor of Terrorism designation, including the certification that Cuba has not provided any support for international terrorism during the previous six-months; and that Cuba has provided assurances that it will not support acts of international terrorism in the future. The 45-day Congressional pre-notification period has expired, and the Secretary of State has made the final decision to rescind Cuba’s designation as a State Sponsor of Terrorism, effective today, May 29, 2015.

The rescission of Cuba’s designation as a State Sponsor of Terrorism reflects our assessment that Cuba meets the statutory criteria for rescission. While the United States has significant concerns and disagreements with a wide range of Cuba’s policies and actions, these fall outside the criteria relevant to the rescission of a State Sponsor of Terrorism designation.

Para publicación inmediata
DECLARACIÓN DE JEFF RATHKE, DIRECTOR, OFICINA DE RELACIONES CON LA PRENSA
29 de mayo de 2015.
Rescisión de Cuba como un Estado Patrocinador del Terrorismo

En diciembre de 2014, el presidente Barack Obama instruyó al secretario de Estado que pusiera en marcha de inmediato una revisión de la designación de Cuba como un Estado Patrocinador del Terrorismo, y que le presentara, en un plazo de seis meses, un informe con respecto al apoyo de Cuba al terrorismo internacional. El 8 de abril de 2015, el secretario de Estado completó la revisión y recomendó al presidente Obama que Cuba ya no fuera designado como un Estado Patrocinador del Terrorismo.
En consecuencia, el 14 de abril, el presidente Obama remitió al Congreso el informe requerido por ley, indicando la intención del Gobierno de rescindir la designación de Cuba como un Estado Patrocinador del Terrorismo, incluyendo la certificación de que Cuba no ha proporcionado ningún tipo de apoyo para el terrorismo internacional durante los seis meses previos; y que Cuba ha dado garantías de que no apoyará actos de terrorismo internacional en el futuro. El período de previa notificación al Congreso de 45 días ha expirado, y el secretario de Estado ha tomado la decisión final de dejar sin efecto la designación de Cuba como un Estado Patrocinador del Terrorismo, efectiva a partir de hoy, 29 de mayo de 2015.
La rescisión de la designación de Cuba como un Estado Patrocinador del Terrorismo es un reflejo de nuestra evaluación de que Cuba cumple con los criterios legales para la rescisión. Si bien Estados Unidos tiene importantes preocupaciones y desacuerdos sobre una amplia gama de políticas y acciones de Cuba, las mismas no hacen parte de los criterios pertinentes para la rescisión de la designación de un Estado Patrocinador del Terrorismo.

 

Minnesota Yoruba Cuba participa en Lanzamiento del Decenio Afrodescendiente April 27, 2015

Filed under: Mantengase Informado! — dcid28 @ 6:59 PM

Consejo Permanente de la OEA celebró el inicio del Decenio Internacional de los Afrodescendientes

22 de abril de 2015

El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) celebró hoy el inicio del Decenio Internacional de los Afrodescendientes con una sesión extraordinaria en la que expertos provenientes de distintos países de la región presentaron sus visiones y estrategias sobre cómo la conmemoración puede aportar al avance de los objetivos planteados en la lucha contra el racismo y la discriminación en las Américas.

La sesión, presidida por el Representante Permanente de Trinidad y Tobago ante la OEA, Embajador Neil Parsan, inició con una presentación del Secretario General Adjunto de la OEA, Albert Ramdin, quien afirmó que el tema de los afrodescendientes esta hoy incorporado en todos los pilares de la OEA y recordó que la Secretaría General “está implementando programas para crear capacidades entre las personas de ascendencia africana, para que éstas puedan participar en la formulación de políticas públicas a nivel nacional y regional, promover su desarrollo social y humano, proteger sus derechos humanos, y fortalecer su seguridad pública”.

El Embajador Ramdin recordó que, desde 2005, la Relatoría sobre los Derechos de los Afrodescendientes y contra la Discriminación Racial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos “ha trabajado con los Estados Miembros para analizar los problemas relativos a la defensa de los derechos de las personas afrodescendientes y la lucha contra la discriminación racial, formular recomendaciones para superar los obstáculos, e identificar y compartir mejores prácticas”. En ese contexto, afirmó, el lanzamiento del Decenio Internacional de los Afrodescendientes debe ser “una oportunidad para reflexionar sobre los avances logrados hasta el momento y para compartir las mejores prácticas y programas que han aportado al reconocimiento pleno de los derechos y el acceso a oportunidades para todos”.

La sesión incluyó una presentación por parte de la Representante Interina de Antigua y Barbuda, Joy-Dee Davis-Lake, quien explicó el origen de la decisión de las Naciones Unidas de dedicar los años 2015-2024 como el Decenio Internacional para los Afrodescendientes. “Esta iniciativa indica que la comunidad internacional reconoce que los afrodescendientes son un grupo distintivo, cuyos derechos humanos deben ser promovidos y protegidos”, dijo, y recordó que en las Américas existen aproximadamente 200 millones de personas que se identifican en este grupo. Por ello, continuó, durante esta década los Estados Miembros deben centrarse en la ratificación de la Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación Racial y formas Conexas de Intolerancia y la Convención Interamericana contra toda forma de Discriminación e Intolerancia, en la implementación de medidas de acción afirmativa, en un diálogo franco en torno al “colorismo” o la pigmentocracia como una forma de discriminación y en dar prioridad a la educación y sensibilización del tema.

Por su parte, el Asesor Adjunto del Presidente de la Oficina de Asuntos Urbanos, Justicia y Oportunidades de la Casa Blanca, Roy L. Austin, Jr., presentó algunas de las iniciativas que el gobierno de Estados Unidos ha implementado para combatir el racismo, asegurar la protección de los derechos de los afrodescendientes y garantizar su acceso al desarrollo, principalmente en áreas relativas a investigaciones penales, vigilancia y seguridad, y garantía en la aplicación de la justicia “independientemente de la raza, religión, nación de origen o etnia”. Austin explicó que una de las prioridades para el gobierno de su país es poder proporcionar servicios a aquellos que más lo necesitan y que, como tal, se han adelantado tareas y acciones encaminadas a asegurar que la ley sea aplicada de manera justa, evitando los sesgos de discriminación racial. En tal sentido citó los esfuerzos por proveer herramientas para maestros y líderes sociales que permitan asegurar la igualdad de trato entre jóvenes de comunidades afrodescendientes, así como el programa “My Brother’s Keeper” que busca apoyar a la juventud en riesgo y proporcionar el apoyo para animarlos a pensar más ampliamente sobre su futuro.

La Asesora Internacional de la Secretaría de Políticas de Promoción de la Igualdad Racial (SEPPIR) de Brasil, Magali Naves recordó que el racismo y la discriminación racial son fenómenos mundiales y que como tal es necesario contar con la cooperación entre países para poder superarlos. ”Combatir el racismo no es una opción, es una obligación moral y ética. Todos los seres humanos nacen libres e iguales en derechos y tienen la capacidad de contribuir de forma constructiva al desarrollo de las sociedades”, aseguró, y resaltó algunos de los avances logrados en la región en relación a la conformación de redes de organizaciones que promueven los derechos de los afrodescendientes; la creación de órganos gubernamentales enfocados en la defensa de sus intereses; y de legislaciones nacionales antidiscriminaciones, que incentivan su participación igualitaria y activa. Sin embargo, recordó que la relatoría de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre los derechos de los afrodescendientes ha constatado que los países de la región “no responden de manera homogénea a los compromisos internacionales en la materia, y ha formulado un conjunto de recomendaciones para promover una agenda efectiva y afrontar de manera colectiva los desafíos en materia de derechos humanos”. Naves concluyó explicando la necesidad de eliminar el racismo para lograr la plena democracia, y afirmó que el decenio siguiente “debe ser una oportunidad para avanzar en el tema y establecer las prioridades a nivel internacional”.

La Viceministra para la Participación de Igualdad de Derechos de Colombia, Carmen Inés Vásquez, presentó propuestas específicas para la formulación de Planes de acción a desarrollar durante Decenio, entre los que incluyó los temas del reconocimiento, la justicia y el desarrollo. “Debemos emprender esfuerzos que permitan conocer el personal poblacional afrodescendiente en los países mediante censos nacionales, y reconocer los aportes que esta población ha realizado a la pluralidad del hemisferio”. Instó a entender el racismo y la discriminación como lastres para el desarrollo y la justicia plena y afirmó que este decenio debe ser aprovechado para promover iniciativas de diálogo sobre la inclusión de las culturas étnico raciales, y para incorporar la cuestión de los afrodescendientes como tema central de las iniciativas que emprenden organizaciones internacionales. Subrayó que temas como la medición de los niveles de percepción sobre racismo y discriminación racial y la cooperación internacional para romper el vínculo entre pobreza y racismo son pasos claves que la OEA y los organismos del Sistema Interamericano deben incorporar. “Las cinco resoluciones que la OEA ha adoptado desde 2010 con respecto al tema de los afrodescendientes permiten constatar el interés creciente de la Organización por esta población, y la dimensión de los desafíos invita a profundizar el diálogo político y la cooperación a favor de dicha población”, puntualizó.

Por su parte, el Comisionado presidencial para asuntos de la afrodescendencia de Costa Rica, Quince Duncan, señaló la necesidad de proponer un giro en el discurso sobre la situación de los afrodescendientes en las Américas. “El gran problema del pueblo afrodescendiente de las Américas no es la pobreza”, sino que, más bien, “es una consecuencia del racismo estructural, de la discriminación histórica a que se ha sometido a la población afrodescendiente”. Añadió que a través de la historia no ha habido un reconocimiento pleno de los afrodescendientes y sus aportes, “y ha sido un verdadero problema que los estados nacionales reconozcan en toda su valía que las etnias negras conformaron en la región un pueblo, con todo lo que ello implica”. Por esta razón, consideró que ningún programa de desarrollo para la población afrodescendiente tendrá un efecto duradero si no se ataca la cuestión de fondo y en ese sentido propuso “adoptar medidas eficaces para eliminar las barreras racializadas que distorsionan y dificultan la plena inserción de los emprendedores afrodescendientes en el mercado local, regional y global”, que deben ser identificadas por cada Estado. Asímismo, sugirió que la propia OEA asesore a sus Estados Miembros en la implementación de programas de capacitación, articulación e inserción de los emprendedores afrodescendientes, con una visión de desarrollo con identidad.

A su vez, la Secretaria Ejecutiva de la etnia negra de Panamá, Haydeé Milanés, consideró que la importancia de la celebración del Decenio Internacional de los Afrodescendientes radica en que abre un período apropiado “para compartir entre los países que conformamos las Américas nuestra situación real de la población afrodescendiente”. Agregó que el reconocimiento de la existencia de una población afrodescendiente es bajo, y que hay que fortalecerlo para aplicar justicia efectiva. “Se necesitan fondos para realizar programas que lleven al desarrollo”, dijo, y agregó que este decenio facilitará los programas y actividades en los cuales los Estados y los organismos internacionales puedan apoyar el esfuerzo que hace la sociedad civil en el camino hacia el desarrollo humano. Insistió en que “todos los gobiernos de América Latina y el Caribe deberemos tener tiempo para reunirnos y sacar un diagnóstico de la realidad de cada país, y proponer programas que atiendan las necesidades de esa población afrodescendiente que por varios siglos se siente relegada, que siente que jornadas tras jornadas mundiales y hemisféricas no le entregan respuestas”.

El Director de la Unidad Étnica y Embajador itinerante para los afrodescendientes del Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay, Romero Rodríguez, destacó los cambios que se han logrado en materia de reconocimiento de los afrodescendientes gracias al trabajo conjunto de la sociedad civil y los Estados latinoamericanos y caribeños. Sin embargo, al recordar que cerca del setenta y dos por ciento de los casi ciento noventa millones de afrodescendientes del hemisferio viven bajo la línea de la pobreza, se preguntó por la necesidad de una comisión interamericana que observe la situación y que genere políticas y una hoja de ruta hacia el año 2024, cuando finaliza el decenio. Finalmente, puntualizó que “esta década internacional nos convoca a aportar para un plan de acción, pero necesariamente tenemos que analizar las bases estructurales que todavía nuestras naciones tienen que depurar, y poner sobre la mesa el papel que jugó la trata de esclavos, que conformó la base estructural del desarrollo de nuestras naciones, que permitió un desarrollo desigual y la conformación del racismo a través del tiempo”, sentenció. “El desafío para los organismos multilaterales en el decenio es que el reconocimiento, la justicia y el desarrollo se planteen con una ética histórica, educativa y económica”, concluyó.

Durante la sesión especial hicieron uso de la palabra los representantes permanentes de Uruguay, México, Panamá, Costa Rica, Perú, República Dominicana, Venezuela, Honduras, Ecuador, Bolivia, Brasil, Jamaica, Nicaragua, Trinidad y Tobago, Haití, Argentina, Bahamas, Belize y Colombia.

El Decenio Internacional de los Afrodescendientes fue proclamado en 2013 por la Asamblea General de las Naciones Unidas mediante una resolución que establece dicha celebración entre el 1 de enero de 2015 y el 31 de diciembre de 2024 bajo el lema: “Afrodescendientes: reconocimiento, justicia y desarrollo”. El texto de la resolución señala que, a pesar de los esfuerzos realizados, millones de personas siguen siendo víctimas del racismo, la discriminación, la xenofobia y la intolerancia. En dicho contexto, la Asamblea General de la OEA realizada en Asunción, Paraguay en junio de 2014 se unió a la celebración por medio de una Resolución en la que los países reafirman “la importancia de la plena participación libre y en igualdad de condiciones de las y los afrodescendientes en todos los aspectos de la vida política, económica, social y cultural en los países de las Américas”.

La galería de fotos del evento está disponible aquí.

La video noticia de este evento estará disponible aquí.

Para más información, visite la Web de la OEA en www.oas.org

Referencia: C-144/15

 

VII Summit of the Americas: the International Decade for People of African Descent Disappears in the Bermuda Triangle April 9, 2015

Filed under: Mantengase Informado! — dcid28 @ 12:57 AM

April 7, 2015

Dear Members of the Civil Society Organizing Committee for the VII Summit of the Americas:

The Yoruba Cuba Association has carefully read the email sent by the Organizing Committee for the VII Summit of the Americas’ Hemispheric Forum of Civil Society stating space limitations as the reason for excluding an organization such as ours, which has demonstrated over the years to have the capacity, knowledge, and skills to address important subjects relevant to the freedom and development of people of African descent. Our organization would like to express indignation at the message received, as it does not take into consideration the years that we have been involved with consistent dedication and active participation in the struggle for the rights of our people of African descent both inside and outside the United States. While the organizers have the right to grant or deny participation in the forum, the reasons they give for their decision are insufficient and harmful.

We hope this response is not due to the fact that our organization uses its own funds and does not resort to any other type of assistance from outside entities that would obligate us to go to Panama or any other place to decry the peoples’ sovereignty.

This exclusion is unacceptable coming from an organization like the OAS, which has taken no serious steps to honor the International Decade for People of African Descent set forth in Resolution 68/237 of the United Nations.  The fact that a discussion on Resolution 68/237 was not included on the agenda is an indication that this subject is considered to be of insufficient importance for the hemispheric forum of “civil society.”

The absence of a discussion on this topic is most troubling because people of African descent in many countries of the Americas continue to suffer personally from institutional racism, racial discrimination and xenophobia in almost all areas of life including political and economic spheres. Groups such as the Garifuna have been and continue to be victims of violence and displacement. In Colombia, due to violence, the internal armed conflict, and the denial of rights to collectively-held lands and the struggle for their return, they are victims of displacement, massacres and other violations. In Brazil, there are many condemnations of racial cleansing. In some places in the United States, abundant cases of police violence are more than evident, including those in Ferguson, New York, Washington D.C. and New Orleans. Regarding all of these cases, the OAS has maintained a deadly silence.

Given that we will not be present in Panama where we might speak out and call attention to these issues, we demand that the subjects of racism, the physical security of people of African descent, as well as the condemnation of crimes against our people not be thrown into a Bermuda Triangle where all disappears and is forgotten.

The 35 member states should change the rules of the game in society with respect to race relations so that these crimes do not continue to take place. The Durban Programme for Action is very clear in this respect and it is time that the proposed Inter-American Convention Against Racism truly gain momentum in the heart of the OAS.

The issue of Cuba is of unique importance. Unfortunately, not all of the participating organizations have real knowledge of Cuba or loyalty to her principles and ethics. Some who say that they are Cuban accept the despicable betrayal of the land where they were born. Cuba is the country of our American continent where the political process has done more for us than any of the previous governments of this Caribbean island or of other latitudes of our hemisphere. Regarding the new efforts to reestablish diplomatic relations between the U.S. and Cuba, our perspective as an organization of people of African Descent residing in the United States takes on greater relevance given this historic moment which the continent is now living.

We insist on receiving a report or copies of resolutions/declarations from you showing how these issues are addressed at the Summit.

In closing, I would like to share an African proverb so we may all reflect on its wisdom and meaning: “When the spider webs come together, they can tie up a lion.”

Sincerely,

Ofunshi Oba Koso

President of the Yoruba Cuba Association of Minnesota

 

VII Cumbre de las Américas: Desaparece Decenio de los Afrodescendientes en el Triángulo de las Bermudas April 8, 2015

Filed under: Mantengase Informado! — dcid28 @ 6:38 AM

7 de Abril 2015

Estimados miembros del Comite Organizador ‘DE LA SOCIEDAD CIVIL” para la VII Cumbre de las Américas: La organización, Yoruba Cuba Association, después de leer detenidamente el correo electrónico enviado por Comité Organizador Foro de la Sociedad Civil y Actores Sociales para la VII Cumbre de las Américas, apoyandose en la falta de capacidad como argumento para dejar por fuera una organizacion que a través de los años ha demostrado tener la capacidad, el conocimiento, y la excelencia en abordar temas de importante relevancia a la liberacion y desarollo de los pueblos afrodescendientes, como lo es Yoruba Cuba Association. Nuestra organizacion expresa su indignación por la respuesta recibida, la cual no tiene en cuenta que, durante años hemos estado involucrados, de manera sostenida y activa en la lucha por los derechos de nuestra gente afrodescendiente, dentro y fuera de los EE.UU. Si bien es cierto que corresponde a los organizadores el derecho de aprobación para la participación en el foro, los argumentos que nos plantean resultan insuficientes y nefastos.

Esperamos que tal respuesta no se deba a que nuestra organización utiliza sus propios fondos y no acude a ninguna ayuda de otro tipo que nos comprometa a ir a Panamá o a cualquier otro lugar, a gritar en contra de la soberanía de los pueblos.

Esto es inaceptable proviniendo de una organización como la OEA que ni siquiera ha tomado  en serio la necesidad de honrar el decenio de los Afrodescendientes (declarado en la resolución 68/237 de la Organización de Naciones Unidas)  una prueba de lo cual es el hecho de que el tema no fue incluido en el  foro hemisférico de la “sociedad civil”.

Este asunto es preocupante sobre todo porque los afrodescendientes en muchos países de las Américas continuan sufriendo en carne propia el racismo institucional, la discriminación racial y la xenofobia en casi todos los sectores incluyendo políticos y económicos. Grupos como los Garifunas han sido y continuan siendo víctimas de violencia y migración forzada. En el caso de Colombia debido a la violencia, el conflicto interno armado, la ausencia de sus derechos a las tierras colectivas y la lucha para sus reinvindicaciones, son víctimas de desplazamientos, masacres y otras violaciones. En Brasil son muchas las denuncias sobre limpieza racial y en algunos Estados de USA ya esta más que demostrado con abundante casos de violencia policial como los de Fergusson, New York, Washington D.C. y New Orleans, sobre todos estos casos, la OEA ha guardado silencio sepulcral.

Dado que ya no tendremos una presencia en Panamá para alzar nuestra voz y llamar la atención sobre estos aspectos, exigimos que el tema del racismo, el de la protección física de afrodescendientes, así como la denuncia de los crímenes cometidos contra nuestra gente , no sea echado al triangulo de las Bermudas donde todo desaparece y se olvida.

Los 35 Estados participantes deben cambiar las reglas del juego en la sociedad respecto a las relaciones raciales, para que estos crímenes no se sigan reproduciendo, el programa de acción de Durban está muy claro en ese sentido y es hora de que la propuesta de una Convención  Interamericana contra el Racismo cobre impulso real en el seno de la OEA.

Un aspecto de singular importancia es el tema de Cuba, desgraciadamente no todas las organizaciones que participaran tienen un conocimiento real y lealtad a los principios y a la ética, algunas incluso que se dicen cubanas aceptan traicionar vilmente a la tierra que los vio nacer. Cuba es el país de nuestro continente donde su proceso político ha hecho más por nosotros que ninguno de los gobiernos anteriores en la isla caribeña  o en otras latitudes de nuestro hemisferio; nuestra perspectiva como organización de  afrodescendientes  residentes en EE.UU. acerca del nuevo proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y EE.UU., adquiere por tanto, mayor relevancia en este momento histórico que vive el continente.

Exigimos recibir de Uds. un informe o copias de las declaraciones/pronunciamientos sobre cómo estos temas son abordados en la Cumbre.

Para terminar, me gustaría compartir un proverbio africano para que todos podamos reflexionar en su sabiduría y sentido. “Cuando las telarañas se unen, pueden atar a un león”.

Sinceramente,

Ofunshi Oba Koso

Presidente de Yoruba Cuba Association

 

Yoruba Cuba Association signs bilateral agreement in Havana, Cuba with Asociacion Cultural Yoruba de Cuba October 23, 2014

Filed under: Mantengase Informado! — dcid28 @ 5:43 AM
Firmando Acuerdo Bilateral

Awo Ofunshi Oba Koso, President of Minnesota Yoruba Cuba Association with Awo Jose M. Perez Andino, President of Asociacion Cultural Yoruba de Cuba.

Awo Ofunshi Oba Koso & Awo Jose M. Perez AndinoSeptember 2014.
The agreement will facilitate the approach of both associations, considering that the UN General Assembly adopted by consensus a resolution establishing the celebration of the International Decade of African Descent from January 1, 2015 to December 31, 2024, our partnership will deepen in the historical-theoretical-practical knowledge of the traditional Cuban culture with African origins by performing rites, dances, musical instruments, songs, folkloric shows, events, meetings, workshops, production of documentaries as well as preparing documentation in order to create and develop files for scholars, scientists, academics and practitioners. Through this agreement, the members of Yoruba Cuba Association in the United States, could travel to Cuba with an approved and pre-scheduled agenda to participate in the different activities.

Yoruba Cuba Association firma convenio bilateral en Habana, Cuba con Asociacion Cultural Yoruba de Cuba.

Septiembre 2014

El convenio facilitara un acercamiento entre ambas asociaciones, teniendo en cuenta que la Asamblea General de la ONU adoptó por consenso una resolución que establece la celebración del Decenio Internacional de los Afrodescendientes del 1 de enero de 2015 al 31 de diciembre de 2024, nuestra alianza profundizara en los conocimientos históricos-teóricos-prácticos de la cultura tradicional Cubana de origen Africano, mediante la realización de ritos, bailes, instrumentos musicales, cantos, espectáculos folclóricos, eventos, encuentros, talleres, elaboración de documentales, preparación de documentación con fines a crear archivos para estudiosos, científicos, académicos y practicantes. Mediante este convenio, los miembros de Yoruba Cuba Association en los Estados Unidos podrán viajar a Cuba con una agenda pre-programada y aprobada por la directiva de ambas asociaciones para participar en las diferentes actividades.

 

Bishop Pates To Ambassador Feingold: U.S. Bishops Remain Committed To Helping U.S. Government Promote Peace, Prosperity In Democratic Republic Of The Congo October 21, 2014

Filed under: Mantengase Informado! — dcid28 @ 7:39 PM

October 17, 2014

WASHINGTON—The U.S. bishops renew their commitment “to work with the United States Government to promote the peace and prosperity of all the people of the Democratic Republic of the Congo,” said the chairman of the Committee on International Justice and Peace of the U.S. Conference of Catholic Bishops in an October 16 letter to Ambassador Russ Feingold, special envoy to the African Great Lakes Region and the Democratic Republic of the Congo (DRC).

Bishop Richard E. Pates of Des Moines, Iowa, shared a letter from the bishops of the DRC, in which they called the possible removal of a term limit on their country’s president “a step backward on the road to building our democracy and would seriously undermine the harmonious future of the nation.” Bishop Pates noted to Ambassador Feingold that constitutions have been changed in other nations “as a means to monopolize political power and a nation’s natural wealth.” He added, “This political maneuver excludes political opposition and destroys the peaceful democratic process.”

Bishop Pates urged Ambassador Feingold to take the DRC bishops’ words and actions into consideration in future U.S. policy dealing with that country.

Full text of both letters is available online: http://www.usccb.org/issues-and-action/human-life-and-dignity/global-issues/africa/democratic-republic-of-the-congo/upload/Letter-and-Documents-to-Amb-Feingold-from-Bishop-Pates-on-DRC-2014-10-16.pdf

 

La Impresionante Contribución de Cuba en la Lucha Contra el Ébola

Filed under: Mantengase Informado! — dcid28 @ 7:33 PM

By EL COMITÉ EDITORIAL OCT. 19, 2014

Cuba es una isla pobre y relativamente aislada. Queda a más de 7,000 kilómetros de los países africanos donde el ébola se está esparciendo a un ritmo alarmante. Sin embargo, debido a su compromiso de desplazar a cientos de médicos y enfermeros al eje de la pandemia, Cuba podría terminar jugando el papel más destacado entre las naciones que están trabajando para refrenar la propagación del virus. La enorme contribución de Cuba, sin duda, forma parte de sus esfuerzos por mejorar su estatus en el escenario mundial. Aún así, debe ser aplaudida e imitada. El pánico que ha generado la epidemia alrededor del mundo no ha producido una respuesta adecuada por parte de las naciones que tienen la capacidad de contribuir. Aunque Estados Unidos y otros países han ofrecido su disposición a contribuir dinero, únicamente Cuba y unas pocas organizaciones no gubernamentales están proporcionando lo que se necesita con mayor urgencia: profesionales médicos dispuestos a atender pacientes. Los médicos en África occidental necesitan urgentemente apoyo internacional para construir centros de aislamiento y poner en práctica mejores mecanismos para diagnosticar pacientes, antes de que desarrollen síntomas avanzados. Más de 400 profesionales médicos han sido infectados y, aproximadamente, 4,450 pacientes han muerto. Dado que se han diagnosticado unos pocos casos en Estados Unidos y Europa, las autoridades médicas temen que el virus pronto podría volverse una crisis mundial. Es lamentable que Washington, el principal contribuyente financiero a la lucha contra el ébola, no tenga vínculos diplomáticos con La Habana, dado que Cuba podría terminar desempeñando la labor más vital. En este caso, la enemistad tiene repercusiones de vida o muerte, ya que las dos capitales no tienen mecanismos para coordinar sus esfuerzos a alto nivel. Para la administración Obama, este dilema tiene que enfatizar la idea de que los frutos de normalizar la relación con Cuba conlleva muchos más beneficios que riesgos. De los extranjeros que trabajan en África occidental, los médicos cubanos van a estar entre los más expuestos y, es muy posible, que algunos contraigan el virus. La Organización Mundial de la Salud está coordinando la labor de los médicos, pero no está claro cómo manejaría la atención y el traslado de aquellos que llegaran a enfermarse. Para transportar pacientes con ébola se necesitan equipos de expertos y aviones equipados con cabinas de aislamiento. La mayoría de compañías de seguros han dicho que no están dispuestas a trasladar pacientes con ébola. El Secretario de Estado John F. Kerry elogió el viernes el “coraje de todo profesional médico que está asumiendo este desafío”, e hizo una alusión breve a la contribución de Cuba. El Ejército estadounidense ha desplazado aproximadamente 550 soldados para respaldar a las autoridades médicas en los países afectados. Sería cuestión de sentido común y compasión que el Pentágono les ofreciera asistencia a los cubanos, en caso de que alguno se enfermase. Por ejemplo, debería darles acceso al centro médico que construyó en la capital de Liberia, y ayudar con la evacuación de médicos enfermos. Es indispensable reconocer que la labor de los especialistas cubanos contribuye al esfuerzo mundial. Sin embargo, las autoridades estadounidenses, insensiblemente, se han rehusado a indicar si estarían dispuestos a brindar algún tipo de apoyo. Miembros del sector médico en Cuba son conscientes de los riesgos que toman al asumir misiones peligrosas. Médicos cubanos desempeñaron el rol principal en la lucha contra el cólera en Haití, después del terremoto de 2010. Cuando algunos regresaron enfermos a Cuba, la isla tuvo que combatir el primer brote de la enfermedad en una década. Si el ébola llegara a Cuba, representaría un desafío más serio para la isla y la región, lo que elevaría el riesgo de que se dispare el número de casos en el hemisferio. Cuba ha enviado médicos y enfermeros a zonas de desastre durante décadas. Luego del huracán Katrina en 2005, el Gobierno en La Habana ofreció enviar a equipos médicos para atender heridos en Nueva Orleans. Líderes estadounidenses rechazaron ese ofrecimiento. Pero se alegraron al oír, en días recientes, que Cuba estuviera movilizando un grupo para misiones en Sierra Leona, Liberia y Guinea. Con apoyo técnico de la Organización Mundial de la Salud, el gobierno cubano capacitó a 460 médicos y enfermeros en cuanto a las estrictas precauciones que son necesarias para atender a los pacientes que padecen un virus altamente contagioso. El primer grupo, conformado por 165 profesionales, llegó a Sierra Leona en días recientes. José Luis Di Fabio, el representante de la entidad de salud, dijo que el equipo enviado a África incluye médicos que han trabajado anteriormente en la región, lo cual los hace aún más valiosos. “Cuba cuenta con un personal de salud muy competente”, dijo Di Fabio, quien es de origen uruguayo. Di Fabio dijo que las sanciones que Estados Unidos mantiene sobre la isla han generado dificultades para el sector médico, ya que varios centros carecen de equipos modernos y suministros suficientes. En una columna publicada este fin de semana en el diario del Gobierno cubano, Granma, Fidel Castro argumenta que Estados Unidos y Cuba deben poner a un lado sus diferencias, así sea temporalmente, para combatir una amenaza global. Tiene toda la razón.